ACERCA DE BUSTER KEATON (letra y música W.B.)

 

El hombrecito triste de la cara de palo

se mira en el espejo vacío del alcohol

registra las secuelas de la risa prohibida

y limpia en sus mejillas cualquier rastro de color

Alinea el sombrero,  ajusta su corbata

ensaya una vez más el mudo gesto de estupor

da una leve pirueta y vuelve a entrar a la pantalla

reiniciando el rito del prestidigitador.

 

Una cosa es el actor, otra distinta el personaje

nadie ve bajo la máscara  qué oculta el bufón

acróbata colgando en la cuerda del olvido 

entre el vino del desprecio y las mieles del amor

 

 

El hombrecito triste de la cara de palo

aburrido malgasta sus horas de fumador

las manos indecisas distraen viejos naipes

rumiando solitario sin posible solución

Cruzando la mañana un perfume del pasado

despierta la brisa de febrero en el balcón

él entorna los ojos, disimulando el llanto

brotando en el margen del maldito error

 

 

Una cosa fue nacer, otra distinta estar vivo

levantándose y cayendo, aprendiendo a resistir

buscándole la vuelta a los breteles del destino

despejando los misterios del porfiado porvenir

 

El hombrecito triste de la cara de palo 

tumbado en la cama  silba una canción

soñando con la foto de aquella novia perdida

borroso blanco y negro de la desilusión.

Ya no existe el maquinista de cobarde valentía

ya no hay nadie esperando en la última estación

arrugada en el bolsillo la carta de despedida

remordiendo los pedazos del amargo corazón

 

Una cosa es el actor, otra distinta el personaje

nadie ve bajo la máscara  qué oculta el bufón

acróbata colgando en la cuerda del olvido 

entre el vino del desprecio y las mieles del amor. 

EL HOGAR DE LOS DISTINTOS (letra y música W.B.)

 

Cuenta la leyenda que un buen día en la ciudad de los normales

decidieron expulsar a todo aquel que no encontrara su lugar

debe irse, dijeron,  quien no encaje en nuestras normas inclusivas

y el que no haya superado el adecuado control de calidad

Y allá marcharon en desordenada caravana

diez o doce incompatibles si fe ni identidad

sobre las ruinas despojadas de un remoto caserío

anclaron su intemperie en amuchada soledad

 

Así nació aquel soñado hogar de los distintos

sin gobierno sin infierno o paraíso

sin castas ni barrotes de prisión

 

Los pioneros fundadores velozmente se multiplicaron

y  llegaban diariamente inadaptados de toda la región

trapecistas mutilados, ninfas exhibicionistas

y un imbatible pugilista que mandaron a la guerra y desertó

el último galán engominado del radioteatro

un caballo mancado y el peón que no lo quiso matar

la perfectísima poeta de purpúrea cabellera

dos amantes que la guardia halló desnudos frente al palacio real

 

Así creció aquel soñado hogar de los distintos

sin gobierno sin infierno o paraíso

sin castas ni barrotes de prisión

 

Al correr de algunos años ya era tanto el variopinto rarerío

que las fuerzas del estado reaccionaron con firme indignación

una ong fue contratada para armar un dossier organizativo

que viniera a  poner orden al caos del anárquico malón

irrumpieron en la villa a hacer un censo profundo y exhaustivo

encasillando a cada especie por tamaño, color, sexo y edad

advirtiendo a los que osaran fogonear la rebeldía

que no habría tolerancia ante el avance de su peste antisocial

 

Así murió aquel soñado hogar de los distintos

sin gobierno, sin infierno o paraíso

sin castas ni barrotes de prisión

 

INFORME SOBRE INDESEABLES (letra y música W.B.)

 

Cruzó  la frontera solitaria medianoche

pisando restos muertos del día anterior

rogando poner fin a la miseria Eritrea

bajo la luna nueva atravesar el horror

rezar en silencio a un dios ausente

frío cuchillo el sucio dolor

acertar la ruta campo de refugiados

esquivando sombras  este de Sudán

metálica ak47 entre los ojos

tres mil billetes verdes para poder pasar

pongamos por caso que se llama Gebre

el nombre es ficticio, su grito no

ayúdennos

o disparennos

por favor

ayúdennos

o dispárennos

 

Cinco días y seis noches azul mediterráneo

bailando la barcaza rumores de Corán

noventa y dos años, escombro piel y huesos

hermana en Alemania, dejar de penar

rezar en silencio a un dios ausente

mala sal ardiendo el sucio dolor

aúlla el horizonte canal de Sicilia

puñado de indeseables sin patria ni pan

entre niños vendidos y neblina europea

un bastón de madera,  miedo a naufragar

pongamos por caso que se llama Abdel

el nombre es ficticio, la súplica no

ayúdennos

 

Hamaca tren La Bestia ocho meses de embarazo

marido asesinado,  nada que perder

volverse invisible a los ojos de la migra

espinas llagas rojas supurando los pies

rezar en silencio a un dios ausente

apura contracciones el sucio dolor

repasar en el cuaderno una dirección en Houston

Honduras te odio, volver nunca más

maldiciendo que reviente coyote mala entraña

aguántate hijo mío hasta poder llegar

pongamos por caso que se llama María

el nombre es ficticio, sus lágrimas no

ayúdennos

 

LA PROMESA DEL SUEÑO (letra y música W.B.)

Los soñé saliendo del cine como tantísimas veces

era otro domingo de junio con un aire desconocido

ella llevaba el mismo pañuelo, talismán de la primera cita

él estrenaba un bastón que acunaba aquel paseo cansino 

 

ella un poco más encorvada

él ya sin pelo encanecido

camuflados bajo bufandas

escudándose contra el frío

 

el centro estaba cambiado

tras las absurdas marquesinas

sin el humo de los bares 

custodiando la plaza baldía

 

Los seguí bajando hacia el sur y su terca neblina de plata

acurrucados iban del brazo,  sacón y gabardina

los vi abrir la puerta cancel, cobijarse en la antigua casa

y abrazarse frente al fuego tras las tímidas celosías

 

Él puso en el tocadiscos

la canción de aquella noche bendita

y olvidando su añeja torpeza

la sacó a la imaginaria pista

 

y hamacándose, nota a nota

con el aliento contenido

se dejaron girar pianamente

lento vals del tiempo fugitivo

 

Los espié desvestirse frente a la estufa rojeando en el espejo 

metiéndose en la cama sin la urgencia de los viejos días

apagando la veladora cruzándose en medio del beso

el pagano sacramento que los reunió de por vida

 

En el pretil de la madrugada

la madre luna alumbró dos cuerpos

acaso otros, quizá  los mismos

que se encontraron aquel invierno

 

Antes de quedarme dormido

crucé los dedos, pedí un deseo

y aferrado al calor de tu espalda

me interné en la promesa del sueño

del comienzo.

 

EL VUELO (letra W.B. (música Demian Caula)

Señor, yo quise conocer las luces

el calor de buenos aires bajo mis pies

Señor, yo vine a visitar amigos

y por la calle corrientes ir a comer

señor

no sé. no vi, no oí

señor

no fui

yo

 

Señor yo nunca escuché los gritos

no registro esas caras, no estuve allí

señor, los golpes, el olor, la sangre

ese pie en mi cabeza jamás sentí

señor

no sé, no vi,

no oí

llorar

parir

romper

partir

soñar

volar

 

volar

volar

volarme

 

volar

volar

volar

llorarme

 parirme

romperme

partirme

soñarme

 

GUAYABO Y CURUGUATY

(letra W. B. / música JORGE GALEMIRE)

 

Pateando manso por Guayabo

bajo la brisa tibia de abril

piso la tiza en la rayuela

frente a la escuela que me vio reír

Cierro los ojos dando un paso atrás

antes de seguir

oigo una voz

preguntándome

 

¿Quién robó todos los remiendos de mis rodillas en el Far West?

¿Dónde fue mi monopatín y mi Julio Verne?

¿En qué cofre dormido habitan mi moña azul y mi timidez?.

¿Qué quedó de aquel

chiquilín que fui

una vez?

 

 

Al rito antiguo de la rambla

bajan mis pies por Curuguaty

sobre el salitre sucio planea

el  espectro del Graf Spee

Cierro los ojos dando un paso atrás

antes de seguir

oigo una voz

preguntándome

 

¿Dónde está el cuaderno perdido y los poemas torpes que le escribí?

¿Cuál esquina conserva intacto mi primer beso?

¿Qué rincón escondido guarda mis sueños que se niegan a morir?

¿Qué quedó de aquel

muchacho que fui

una vez?

 

MINUÉ DE MARIPOSA (letra y música W.B.)

 

Asoma a las siete de la tarde

sus pasos de brisa en la vereda

diamantes rojísimos los labios

las uñas y el pelo de muñeca

la risas escondidas la señalan

chistando ahí va la rara, la vieja loca esa

ella camina acostumbrada

rezándose en silencio, ausente y forastera

y anda, naif y estrafalaria

yirando alucinada

por fuera del mundo y su dolor

 

En un oscuro bar de mala muerte

se camufla en la tertulia intelectuala

entre absurdas tonterías de cerveza

sus devotos le palmean alabanzas

un par de babosos borrachines

la proclaman monarca de bardos y poetas

ella incómoda agradece

mareada en el murmullo de palabrería hueca

 

Sigilosa en la harta madrugada

abandona el café y su pantomima

desanda el rosario cuadra a cuadra

hasta anclar en la bastarda buhardilla

se quita los lentes y la ropa

desnuda para nadie abrazada a sí misma 

mordiéndose el amor, niña y salvaje

amancebando versos y carne enfebrecida

y danza, tan rosa y tan alada

tan luz de otra galaxia

su minué de mariposa hecho canción

y anda, naif y estrafalaria

yirando alucinada

por fuera del mundo y su dolor

y danza, Marosa, tan alada

tan luz de otra galaxia

su minué de mariposa hecho canción

INTEMPERIE (letra W.B. / música Alejandro Ferradás)

 

Un bulto sin nombre, helados los pies

durmiendo en un charco de bilis de ayer

de afuera intemperie, de adentro también

te arruina la vista camino al hotel, lujoso hotel

 

Cartones de costra digieren la piel

pudriéndose al margen de dios y la ley

un pichi, un don nadie, un nada que hacer

un pobre despojo del hombre que

un día fue

 

Otra ciudad pasa

sin respirar, pasa

suspira cruz diablo                                                  

no caer a tu lugar

La autoridad pasa

a desalojar, pasa

él busca otro alero

otro escalón donde anidar

 

Revuelve, rebusca, desechos de hogar

la boca en la mugre después de besar

la foto que lleva para recordar

el techo, las caras, calor familiar, de años atrás

 

Otra ciudad pasa

sin respirar, pasa

suspira cruz diablo

no caer a tu lugar

La autoridad pasa

a desalojar, pasa

él busca otro alero

otro escalón donde anidar

PROBABLE FINAL DEL JUEGO (letra y música W.B.)

 

Desde que nací ya me tenían entre las cuerdas

Allá en el barrio no hay campana que traiga salvación

Hace una vida que vengo esquivando ganchos

Hace unos años todavía tenía una ilusión

      Ahora vuelvo a la esquina

      A que me digan lo que tengo que hacer y lo que no. 

 

Hace tres días yo era el absoluto favorito

Hasta hace un rato yo hablaba por televisión

Hace dos rounds tenía todo controlado

Hasta hace nada aún soñaba con ser el campeón

       Ahora no tengo ni idea

       Que hago acá parado exhibiendo mi dolor

 

 

Me marean esas luces carteles de Budweiser

Mientras ese que no es nadie demora mi knock out

No entiendo el cross violento que encuentra mi cabeza

Ni los silbidos que suben de las joyas del ring side

       Un siglo dura la cuenta

       Vía satélite sangro mi estertor final

 

Los que apostaron por mi me insultan en silencio

Mientras alguien levanta en andas al nuevo héroe mundial

El locutor ya anuncia la pelea de fondo

Me sacan del estadio por la puerta de atrás

        Ay de mis pobres huesos   

        Todos mis records van camino al hospital

        

MARCIANOS EN LA CIUDAD

(letra de W.B. / música de Fernando Ulivi)

 

 

Un día de invierno, casi un siglo atrás

me crucé contigo por primera vez

cuando tras la luna se abrió en flor una guitarra 

magia azul de tu jardín 

 

Con  tu foto en mi cuaderno  de liceal

caminamos juntos calles del Cordón

como un mantra recité una a una tus canciones

en ermitaña soledad.

 

Fuimos tu y yo

marcianos en la ciudad

jóvenes viejos

sin norte ni sur

sintiendo que al fin

la vida y la muerte son

dos cosas

que pasan

y chau.

 

 

Haz de luz en décadas de maldoror

atravesando el mar de la mediocridad

dulce mano amiga en las buenas y en las malas

terco Ícaro sin red.

 

Me andan faltando tus pasos rumbo al mar

y aún extraño tu sarcasmo soñador

quisiera creer que un día volveré a encontrarte

donde van los sin lugar.

 

Fuimos tu y yo

marcianos en la ciudad

jóvenes viejos

sin norte ni sur

sintiendo que al fin

la vida y la muerte son

dos cosas

que pasan

y chau.

MILONGA ORIENTAO

(letra y música Bebeto Alves/Humberto Gessinger -

versión en castellano W.B.)

Y después de tanto andar

de rama en rama

de gajo en gajo

cada peldaño

cuando desestimé

cualquier atajo

solo entonces llegué al fin

y descubrí

que siempre estuve aquí

 

Y después de mucho más

de lo necesario

el silencio hizo lo necesario

después de andar cantando

luces y sombras

solo entonces llegué al fin

y descubrí

que siempre estuve aquí

 

Mire como son las cosas, compañero

hoy yo canto esta milonga orientao

mire como son las cosas, compañero

en esta esquina donde el viento cambia de dirección