LOS CUENTEROS (letra y música de Walter Bordoni)

 

 

Sobre las rodillas de algún tío inmigrante

Bajo la blanca luna del tubo lux de un bar

Al calor del primus o la hoguera sagrada

O en el húmedo frío de la celda de un penal

En la bodega del barco perseguido

O a la fresca sombra antigua del parral  

Sin galera ni traje levantan su tinglado

Y comienzan gesto lento a relatar

 

 

Son los cuenteros

Que revuelven su vieja cacerola de recuerdos

Y agregan lágrimas, risas, caricias y una pizca de exageración.

No exigen nada

Ni siquiera que les crean

Y tercamente desmienten que todo tiempo pasado fue peor

 

Acunando el sueño de mi hija que sonríe

Entre las tibias sábanas del libro de Oz

Recorriendo pasadizos detrás de Sherezade

Atravesando espejos y deteniendo el reloj

Bajo mi eterna lluvia de Santa María

Cuentan las cien versiones diferentes de aquel gol

Son cuerdos y locos, analfabetos y sabios

Bifurcando laberintos sin razón

 

Son los cuenteros

Que destejen su fina telaraña de suspenso

Envolviendo a todo aquel que tenga ganas de dejarse convencer

No piden más paga

Que un par de orejas inocentes

Chamanes del rito que repite y repite y repite había una vez

 

ANTES DEL FIN (letra y música de W.B.)

 

A mis amigos, compinches de utopía

Escuderos de mi zurdo corazón

Tercos quijotes, tontos de la colina

Por la calle de la desolación

A mis hermanos, mentirosos trovadores

Poetas y ladrones, vendedores de ilusión

Titiriteros, chiflados y cuenteros 

Lunáticos leprosos en la era del color

 

A esa brisa que respira en la ventana

Azul misterio que viene desde el mar

A mi barrio al sur con su mapa de estrellas  

Titilando en las botellas de algún bar

A los borrachos tentempiés en la tormenta

Bebedores de quimeras que no logran despertar

A la neblina que camufla a los amantes

Clandestinos que se besan en lo oscuro de un zaguán.

 

Por el mundo que redondo da revancha en cada esquina

Dejándote levantar

Cuando una puerta va y se cierra siempre hay otra que está abierta

Invitándote a volver a comenzar.

  

A los que saben que la fama es puro cuento

Un triste invento que mató a su inventor

Los que rechazan el falso brillo del vento

Por el simple placer de decir no.

No ser feliz es el peor de los pecados

Como dijo un viejo mago ya al borde del cajón

Por eso elijo recordar de donde vengo, disfrutar mientras dé el tiempo

Que tomorrow never knows

 

A los trenes que regresan de Sansueña

Con un blues del Darno,  rojo ceibo en flor

A los bordonis que me habitan allá lejos

Custodiando lo que el tiempo se llevó.

A mi Lucía y mi Celia, mis amadas hechiceras

Curanderas de cualquier dolor

A mis libros y mis discos, talismanes, espejismos

Que me ayudan a seguir siendo yo.

 

Por el mundo que redondo da revancha en cada esquina

Dejándote levantar

Cuando una puerta va y se cierra siempre hay otra que está abierta

Invitándote a volver a comenzar.

 

 

LA BALADA DEL SIETE DE MARZO (letra de W.B. / música de Alejandro Ferradás)

 

En este último bar del derrotero

Estoy sentado frente a tu vaso vacío

En la misma mesa junto a la ventana

Con la dueña de la noche por testigo.

El novecientos veintinueve veintinueve

Desde ayer me da fuera de servicio

Por eso he venido aquí para esperarte

Aunque digan que hace tiempo no te han visto.

 

Y estás ahí, escondido en tu bufanda

Ilusionista sonriéndome en silencio

Y está ahí el muchacho rojo y con guitarra

O el oscuro dark sin chance y lentes negros

A contramano entre el ágora y la ermita

Evadiendo la conjura de los necios

Con un pie al borde de la cornisa

Como un Ícaro en el límite del tiempo.              

 

Se que vas a entrar por esa puerta ahora

Silbando a hard rain’s gonna fall

Desgranando las tristes hojas muertas

Esperando que acabe la función.

 

Aferrado como un naufrago al madero

En la helada madrugada filipina

Los misterios de la memoria de Shakespeare  

Te ven partir, transeúnte en la neblina

Junto a Vallejo, Poe y el joven Ezra

Va el viejo Borges en tu vencida valija,

Un verdinoso mapa de Provenza

Y un álbum de fotos amarillas.

 

En este último bar del derrotero

Sigo sentado frente a tu vaso vacío

Hermanito, hermano de complicidades

Que ya extraño mucho más de lo previsto

Te debo un whisky, un blues, un aguafuerte

Un penúltimo saludo isabelino

Te debo ser parte de lo que he sido

La seguimos en el próximo destino.  

 

Se que vas a entrar por esa puerta ahora

Silbando a hard rain’s gonna fall

Desgranando las tristes hojas muertas

Esperando que acabe la función.

 

 

JIRONES (letra W.B. / música Jorge Galemire)

 

Una mano                            

en la tiza

un poema en la pared

Un pretexto

despedidas

los labios de una mujer

Un adiós,  una canción tan triste

 

Neblinoso blues                     

que brotó

breve como una gota de reloj

Tenuemente azul

fue quemándose

crepitando en lo profundo de su voz.

 

A lo lejos

su silueta

borroneada en el vitral

Empañada

en el frío

del crepúsculo en el mar

Y allá va,  barca a la deriva.

 

Perra soledad                       

viejo dolor

incrustado en mi caparazón

Siento tu puñal

desgarrándome

los jirones del ajado corazón

 

En el viento me dejo llevar

hasta un sitio donde poder anclar

en paz.

LUNAR POR LUNAR (letra de W.B. / música de Jorge Galemire)

 

Un otoño de hace diez años

Una noche, un domingo más

Yo ya no esperaba nada

Y me viniste a rescatar .

En la seda de tu tibia piel me abrigué

Besando cada rincón subí

Rendido a encadenarme a tu corazón

 

Lunar por lunar, ciego te bebí

Embriagándome en tu alcohol

El  viejo reloj nos vio amanecer

Rehaciendo el amor.

A LA HORA DE LAS LENTAS (letra de W.B. / música de Gastón Ciarlo “Dino”

 

Ya están pasando las lentas

Viejas canciones de hoy

Vine tan solo por verte

It’s yesterday

Once more

 

En un rincón de la pista

Nos cruzamos como por error

Tas hablando con otro

Otro idiota

Como yo.

 

Entre el humo y el ruido

Una guitarra llora su dolor

Me escabullo entre el gentío

Masticando

Mi rendición

 

Suena la última pieza

Te vas bajando el telón

Allá se quedó mi sombra

Y tus labios

Diciéndome adiós

PARA UNA TUMBA SIN NOMBRE (letra de W.B. / música de Tabaré Rivero)

 

Un día fui

Yo

Un día fui

Uno más

Ahora soy solo foto

En un cartel

Mi cara en silencio marcha

Ya ni muerta ni viva ni qué

 

Un día fui

Tal vez

Un día fui

Cualquiera

Ahora tumba sin nombre

Sangre ni piel

Mi ausencia perdida duda

Si valió la pena o qué

 

Qué dolor, qué maldito dolor

Qué dolor, qué maldito dolor

Qué dolor, ay maldito dolor

Quisiera sentir, al menos sentir

Sentir

 

Tuve una tierra

Tuve creer

Tuve amigos, tuve sueños

Tuve fe

 

Tuve una historia

Amor y mujer

Tuve unos hijos

Que me vieron no aparecer

No aparecer

 

Un día fui

Yo

Un día fui

Uno más

Ahora no están mis huellas

En la ciudad

Alguien borró mi rastro,

Mi tiempo, mis huesos, mi cielo, mi mar

 

Hoy

No estoy

No estoy

No sé.  

TÚNEL DE SALIDA (letra y música W.B.)

 

El sabor de la cereza

El diamante que respira el carbón

Mis pasos en la ruta cuatro de junio

La niebla que cubre la vieja estación.

Pañuelo ilegible en la barra del Outes

Planetas que ejercen su conspiración

Un tango borracho susurra al oído

El beso primero casi Yaguarón.

 

Todo fue necesario

Todo estaba previsto

 

El libro de arena

Casablanca y Cohen, las siestas del sol

La mutua sed de amar y ser amados

Entre guiños del diablo y signos de Miró.

La cifra infinita de aquel laberinto

Un túnel de espejos que el tiempo talló

Por donde escapamos del resto del mundo

Desnudos y sabios y sin bendición.

Todo estaba planeado

Todo ya estaba escrito

Todo para anudar

Tu cuerpo con el mío

 

Todo fue necesario

Todo estaba previsto

Todo para sellar

Tu cuerpo con el mío.

 

VIAJE A DONDE NO ESTÁS (letra W.B. / música Alejandro Ferradás)

 

Borroso el pueblo va quedando atrás

del humo del tren

Abril alarga la última sombra

del atardecer

Desde la carpeta que guarda tus cartas

estás mirándome

mientras escribo la palabra adiós

preguntándome

¿Qué hago yendo a ese lugar

donde no estás ni estarás?

 

¿Brillé en el bello brillo de tus ojos?

¿Será que lo soñé?

¿Acaso nunca me abrasé en tus brazos

ni fui piel de tu piel?

 

No sé si duermo, no sé si recuerdo

recordándote

Voy escribiendo la palabra muerte

tan muriéndome

 

Viajando solo a ese lugar

donde no estás ni estarás

 

 

CHAU (letra y música W.B.)

 

Cuando hayas perdido buena parte de tus sueños

Cansado ya del cuento de volver a comenzar

Cuando los que empiecen a irse sean tus amigos

Y queden pocas fotos que no te hagan llorar

Cuando estes caído en una esquina oscura

Lamiendo las heridas que ya no van a cerrar.

Cuando aparezca al final del manuscrito

Con pulso tembloroso la palabra naufragar

 

Cuando en tu florero se pudran los jazmines

Y tus cartas no esperen recibir contestación

Cuando ya no importe derrota ni utopía

Y el reloj se detenga sin ninguna explicación

Cuando el inventario de todos tus proyectos

Espere en una bolsa el paso del recolector

Cuando ya no quede ni un puto as en la manga

Una última jugada pa’ salir de perdedor

 

Solo ahí verás más claro

Qué era eso del destino

Solo ahí con la tristeza

Cerrándote el camino

                                                                           

Cuando estés varado al otro lado de la vía

Mirando al tren llevarse la última ilusión

Cuando la impotencia en la peor encrucijada

Te haga bajar la testa y rezar en un rincón

Cuando te veas reptando a la puerta de salida

Y las luces se apaguen bajándote el telón

Cruzarás el espejo dejando atrás el pueblo

Que seguirá su vida aunque ahora faltes vos.

 

Solo ahí verás más claro

Qué era eso de estar vivo

Solo ahí cuando seas nada

Más que el polvo del olvido

Y chau.